lunes, 4 de enero de 2010

bosque de columnas




Decía Baudelaire que la Naturaleza es un templo con árboles como pilares...


Auténtico bosque de palmeras con troncos de piedra,
una maravillosa imitación de la naturaleza
en el corazón de la ciudad.

Abderramán I la hizo construir no mirando hacia La Meca, sino orientada a Damasco,
la ciudad que tanto añoraba.



"Cuando abandona el turista el Patio de los Naranjos y penetra en la Mezquita de Córdoba por el gran arco de herradura que encuadra su entrada principal, se encuentra de repente ante unas vistas insospechadas. Descubren sus ojos un bosque de columnas plantadas de modo simétrico. Sobrecogido por una atracción poderosa que le obliga a ir mas y más adelante, queda sorprendido desde los primeros pasos por el aliento de un soplo extraordinario, como si le rozara la cara el alma de este templo misterioso. Asombrado se adelanta el visitante por el bosque sagrado.
Ignacio Olagüe
http://webislam.com/






las fotos las encontré en la red... y no pude resistirme...
las retiraré de inmediato si el dueño me lo pide,
y yo misma me impondré la penitencia
 de peregrinar a la gran Mezquita-Aljama de Córdoba.



10 comentarios:

Ramuol dijo...

A mi me dejo impresionado! Tres días después de ver la mezquita estuve viendo la alhambra de granada y no sentí lo mismo, aunque sea también bonita...
Tuvimos suerte porque fuimos a primerísima hora, la vimos muy tranquilos, viendo cada rincón, no había apenas gente y para más colmo nos dejaron entrar gratis, será posible!!
Un abrazo

Pilar dijo...

sí que tuvistéis suerte, Ramuol¡¡
Tal vez no impresionan lo mismo los templos que los palacios¡¡
El patio de los naranjos o el interior de la Mezquita en las noches de Semana Santa...eso sí que es divino...
un abrazo

Jose Antonio San Millan Cobo dijo...

La última vez que estuve en Cordoba, en mayo del año pasado, visite el templo, como siempre que voy. Y Creo que por muchas veces que vaya, nunca dejara de impresionarme...

Un saludo.

Montse dijo...

¡Impresionante!
Caminar por entre esas columnas debe de ser magnífico.
Tengo pendiente ir a Córdoba y visitar la Mezquita desde hace mucho tiempo y al ver estas fotografías me han entrado unas ganas terribles de hacer ese viaje ¡me encantaría ver ese bosque!

Un beso.

Elvira dijo...

Como explicaba ayer en otro blog, me da pena que cuando visité Córdoba hace años no llevaba una buena cámara fotográfica. Es preciosa la mezquita.

Un abrazo

Nina dijo...

Mi hija estudió su carrera en Córdoba y tuve la oportunidad de visitar la ciudad en varias ocasiones. Me dejó prendada de su belleza para siempre.
Un abrazo.

Pilar dijo...

creo que no, Jose Antonio, ni viviendo allí lograríamos acostumbrarnos a tanta belleza¡¡¡
saludos

Pilar dijo...

hola Montse¡¡
para esta primavera podrías animarte a conocer Córdoba, no lo dejes más, seguro que te encanta¡¡¡
besos

Pilar dijo...

hola Elvira¡¡
la verdad es que da mucha rabia en esos casos no tener la cámara de fotos a mano¡¡¡
sobretodo para los que no tenemos buena memoria como es mi caso¡¡¡
pienso que enseguida se me va a olvidar todo¡¡
besos

Pilar dijo...

hola Nina¡¡
Córdoba es una ciudad muy especial, por su historia, por su arte¡¡¡
también por su ubicación: la campiña, el río, el valle, y la sierra...
¿ya has bautizado al gallo?
saludos¡¡