martes, 19 de enero de 2010

la guitarra






"Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil callarla.
Es imposible
callarla.

Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.

Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.

¡Oh, guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas".

Federico García Lorca






«Todos parecen coincidir en atribuir a los árabes la introducción de la guitarra en España (y Europa), pero ya en el siglo XVI, el Arcipresta de Hita nos habla en el Libro del Buen Amor de dos guitarras: la latina y la morisca. Muchos siglos antes, la guitarra había conquistado toda la Península, y seguramente en el siglo VIII, ya había penetrado en Francia y Lombardía. En el pórtico de la Gloria, de Santiago de Compostela, aparece representada hacia el año 1188. En Francia, desde el siglo XIII, se alude al origen hispano-musulmán de la guitarra con el nombre "guiterne mauresque" que la designaba. Y lo mismo en la Inglaterra de Enrique VIII, donde se la llamaba "gittern" o vihuela española.

Durante su aclimatación en España, la cythara greco-asiria experimentó un notable enriquecimiento: El cantor y poeta bagdadí Ziryab [789-857], poeta áulico del Emir cordobés Abderramán II, le añadió la quinta cuerda. [La sexta cuerda la añadió más tarde Vicente Espinel (1550–1624)].

Hemos de subrayar un hecho: la guitarra española, aclimatada en toda la Península en el siglo X, pronto se distinguió por la técnica del rasgueado. Louis Quievrex escribe que "cuando los gitanos entraron en España (siglo XV), Castilla les ofreció dos guitarras, la "castellana" que era tocada en arpegios rápidos para el acompañamiento de las danzas locales y la guitarra "morisca" importada por los árabes que usaban la misma técnica del punteado característica de los tañedores de laúd. Por lo que a la guitarra morisca se le llamó "punteada" y a la castellana "rasgueada". Ahora bien, el guitarrista andaluz actual alterna el rasgueado y el punteado, a los que añade el trémolo y los golpes sobre la caja del instrumento."

[Molina, Ricardo / Mairena, Antonio: Mundo y formas del cante flamenco. Sevilla: Librería Al-Ándalus, 1971, pp. 141-143]




14 comentarios:

Elvira dijo...

Julio Romero de Torres pintó a la mujer morena...

Es muy bonito ese cuadro. Yo tocaba muchísimo la guitarra, ahora la tengo abandonada.

Y el poema de García Lorca muy triste y bello.

Un beso

Pilar dijo...

Sí es triste el poema¡¡¡
pero genial¡¡¡ lo recuerdo en la voz de Amancio Prada ¿tú no?
qué suerte saber tocarla¡¡¡
el juego que daba en los campamentos, jajaja.
saludos

Juan T.A. dijo...

Vaya par de genios que nos has juntao hoy, puro arte en el lienzo y en el papel.
Y curioso el recorrido de la guitarra a lo largo del tiempo.
Y si Pilar, es una suerte saber arrancarle sonidos a esas cuerdas y menuda envidia, porque tocarla hija, yo por más que la toco, na que no suena.
Saludos

Pilar dijo...

Hola Juan¡¡
genios también los que saben hacer música con ella, sí... yo no, desde luego¡¡¡ que ni cogerla¡¡¡
pero oirla sonar bien es una maravilla¡¡¡
saludos

ANTIQVA dijo...

Bella entrada, amiga, esta dedicada a la guitarra, en la que posiblemente este encerrada el alma de Andalucia. Muy bella, igualmente, esa imagen de la Sierra con nieve.

Un abrazo

Pilar dijo...

muchas gracias Antiqva¡¡
no entenderíamos Andalucía sin ese eco tan interior de la guitarra... que cuando explota sabe arrancarnos de nuestro adentro tantos sentimientos¡¡
y nuestra sierra con nieve: una postal insólita¡¡¡
Un abrazo

CORAZÓN VERDE dijo...

Garcia Lorca el gran poeta y Julio Romero el gran pinto de la mujer morena una mezcla de sentimientos, que hermosura

Pilar dijo...

bienvenida, Corazón Verde¡¡
me alegro que te haya gustado la combinación: ambos expresan maravillosamente los sentimientos, como el sonido de la guitarra ¿verdad?
saludos desde Córdoba

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello e interesante post. Acá se disfruta y aprende. Un abrazo.

Pilar dijo...

bienvenida, Alma¡¡
muchas gracias por tus palabras.
un abrazo desde la sierra de la vieja Córdoba¡¡

Montse dijo...

¡Cuanto arte, madre mía!
Entre la pintura y las letras, la guitarra protagonista de esta preciosa entrada, interesante lo que nos cuentas.

Un beso.

Pilar dijo...

Me alegro que te guste, Montse¡¡
Un beso

auroraines dijo...

El poema de Lorca me hace estremecer
creo que nunca ví tan bien escrita
la tristeza, me gustó mucho lo llevo
Más la historia de la guitarra y sus diferencias.
Un gran post como todo el contenido de tu blog. Felicitaciones.
Un abrazo grande

Pilar dijo...

gracias Auroraines¡¡
las palabras de Lorca resuenan igual que ese sonido de la guitarra...
un abrazo grande hasta allá¡¡