jueves, 11 de marzo de 2010

ladrillos viejos


éstos son los llamamos ladrillos antiguos, y en realidad lo son y bastante... 
aquí, utilizados en la construcción de la casa desde el siglo XVI.



""El ladrillo constituyó el principal material en la construcción de las antiguas Mesopotamia y Palestina, donde apenas se disponía de madera y piedras. Los habitantes de Jericó en Palestina fabricaban ladrillos hace unos 9.000 años. Los constructores sumerios y babilonios levantaron zigurats, palacios y ciudades amuralladas con ladrillos secados al sol, que recubrían con otros ladrillos cocidos en hornos, más resistentes y a menudo con esmaltes brillantes formando frisos decorativos. En sus últimos años los persas construían con ladrillos al igual que los chinos, que levantaron la gran muralla. Los romanos construyeron baños, anfiteatros y acueductos con ladrillos, a menudo recubiertos de mármol.

En el curso de la edad media, en el imperio bizantino, al norte de Italia, en los Países Bajos y en Alemania, así como en cualquier otro lugar donde escaseara la piedra, los constructores valoraban el ladrillo por sus cualidades decorativas y funcionales. Realizaron construcciones con ladrillos templados, rojos y sin brillo creando una amplia variedad de formas, como cuadros, figuras de punto de espina, de tejido de esterilla o lazos flamencos. Esta tradición continuó en el renacimiento y en la arquitectura georgiana británica, y fue llevada a América del norte por los colonos.
 
El ladrillo ya era conocido por los indígenas americanos de las civilizaciones prehispánicas. En regiones secas construían casas de ladrillos de adobe secado al sol. Las grandes pirámides de los olmecas, mayas y otros pueblos fueron construidas con ladrillos revestidos de piedra.
 
Pero fue en España donde, por influencia musulmana, el uso del ladrillo alcanzó más difusión, sobre todo en Castilla, Aragón y Andalucía.
 
El ladrillo industrial, fabricado en enormes cantidades, sigue siendo un material de construcción muy versátil. Existen tres clases: ladrillo de fachada o exteriores, cuando es importante el aspecto; el ladrillo común, hecho de arcilla de calidad inferior destinado a la construcción; y el ladrillo refractario, que resiste temperaturas muy altas y se emplea para fabricar hornos.
 
Los ladrillos se hacen con argamasa, una pasta compuesta de cemento, masilla de cal y arena."

4 comentarios:

Ramuol dijo...

¿Son adobes Pilar? Me imagino que serán también de barro y algún resto vegetal, o no?

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Gracias a ellos podemos cubrir un poco nuestro cuerpo, quiero decir en nuestra civilización, ahora vuelve todo lo antiguo, bendito sea aquello que nunca se fue de nuestro lado y que un día los desecharon para recogerlos otra vez de nuevo.
Abrazos querida amiga

Pilar dijo...

no estoy muy segura, Ramuol¡¡
éstos son muy, muy antiguos, y constituyen gran parte de la costrucción del cortijo, que seguramente tendría origen árabe... imagino que su fabricación sería de lo más casera: barro con algo de paja, creo y secado al sol...
son un material muy natural, del entorno y duradero¡¡¡
saludos

Pilar dijo...

vamos avanzando, Higorca¡¡
vuelve el interés por lo tradicional... es una manera de acercarnos de nuevo a la naturaleza, como antaño¡¡
abrazos