martes, 6 de abril de 2010

espárragos silvestres


Mata de esparraguera común o triguera (Asparagus acutifolius).



Si ya es curiosa la costumbre cordobesa de comer pipas toda la familia en hilera, sentada en los "rebatillos"(en Andalucía: escalón de entrada a una casa o habitación)  de las calles en Semana Santa, o la de comer caracoles al sol en los chiringuitos de las plazas, o la pasión por los legionarios del tercio Gran Capitán, desmereciendo al valiosísimo Cristo de la Caridad al que acompañan....

No menos llamativa resulta la afición-adicción a recoger espárragos en la sierra... entretenimiento, vocación... lo cierto es que todo cordobés que se precie de serlo recoge espárragos en el campo, para luego hacerse una tortilla ¡¡¡


10 comentarios:

Elvira dijo...

Me he comido justo hoy unos espárragos trigueros riquísimos, pero comprados. Besos

Pilar dijo...

vaya casualidad, Elvira¡¡
los comprados son más tiernos que los silvestres, que tienen más "fibra" y son más rústicos, jejeje.
a mí me gustan ambos, "esparragados" o en tortilla¡¡
una delicia: un trocito de monte en el plato¡¡¡
besos

ANZAGA dijo...

los del campo son más sabrositos... je... Sólo alimentados de sol y rocio...

¡ah!, los no cordobeses también no hemos hecho nuestras tortillitas, nuestros mojetes y calderetas... ya te daré yo a probar.. Besos.

Montse dijo...

Jajaja, pues yo también he comido espàrragos campestres ¡y en tortilla para más in-ri!!!
¡Ummmm, y anda que no están ricos ni ná!!!

besitos.

Pilar dijo...

vaya, Anzaga¡¡
se ve que lo de los espárragos trigueros es una costumbre más que extendida, jajaja.
aquí cuentan que fué el músico Zyryab, en época del califato, quien introdujo su uso en la cocina... y desde entonces no hay quien se resista por lo que veo¡¡¡
mojetes y calderetas... qué bien suena eso¡¡
besos

Pilar dijo...

Besitos, Montse¡¡
en tortilla para más in-ri, jajaja... quien no encuentra el placer en la comida... cuánto se pierde¡¡ ¿verdad?

Ramuol dijo...

Esa afición debe ser mundial Pilar, jeje, por aquí también hay bastante gente que los recolecta de los dos tipos, tanto A. acutifolius como A. officinalis!!
A mi personalmente no es que me chiflen pero en revuelto no están malos...
Besos

Pilar dijo...

ya veo Ramuol¡¡
y yo que pensaba que era algo "raro" de Córdoba, jajaja.
lo cierto es que están riquísimos... aunque sobre gustos... no hay nada escrito¡¡
besos

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Que ricos y que suerte tenerlos cerca, abren el apetito.
Besos

Pilar dijo...

muy cerca hay muchísimos, Higorca¡¡
lo malo es pararse a recogerlos... y encontrarlos¡¡¡
besos