domingo, 11 de abril de 2010

trichodes octopunctatus


Los colores brillantes en muchos insectos son una advertencia de su toxicidad (aposematismo).
Pero en este trichodes se trata de "falsas apariencias con las que confundir a sus enemigos porque en realidad es un insecto inofensivo y buen polinizador, ya que se alimenta del néctar de las flores y esas exageradas vellosidades que le crecen son unas magníficas transportadoras de polen".


muchas gracias, Antonio Manuel¡¡

12 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

No me había fijado nunca en ellos, a partir de ahora lo haré.

Saluditos

Pilar dijo...

pues son muy vistosos¡¡ HIgorca¡¡
y dan contraste a las flores¡¡
saluditos

ANZAGA dijo...

A este señor me lo he encontrado hoy y no me ha dicho absolutamente nada...

¡Muy curradas la entradas!, realmente son sorprendentes, sólo es necesario fijarse un pelín para comprobarlo...

Saludos Pilar.

Pilar dijo...

muchas gracias, Angel¡¡
estaría atareado con los suyo, no se lo tomes en cuenta :)
con esta primavera, que ya vaticinaste... los paseos son de lo más fructíferos¡¡
un abrazo

Elvira dijo...

Ayer fotografié una jara habitada por dos bichitos que desconozco. A lo mejor si la cuelgo algún visitante me dice cómo se llaman.

Muy bonitas fotos, Pilar! Besos

Antonio Manuel Jiménez Conejo dijo...

Hola, Pilar:

ya vengo a contrariarte un poquito. El bicho se parece mucho a un meloido, sobre todo del género Mylabris, pero en realidad es un clérido, Trichodes octopunctatus. No sabría explicarte la diferencia, pero a éste ya lo conozco bastante de vista. El escarabajillo verde de antes sí es un oedemérido.
Muy bonitas las fotos y muy buenos los textos. Me ha gustado mucho el viejo e insustituible Machado de la blanca vereda.

Un abrazo,

Antonio.

Pilar dijo...

muchas gracias, Elvira¡¡
menos mal que me ayudan en la identificación... es una simbiosis estupenda para mí¡¡
besos

Pilar dijo...

buenas Antonio¡¡
muchas gracias¡¡
yo estoy encantada... aunque si lo pienso... no sé si es más grave mi ignorancia o mi atrevimiento con los bichitos, jejeje.
me alegro que te gusten los poemas¡¡
besos

Femme d chocolat dijo...

Jajajajjaa, qué listooooooooooooooo, jajaja, es un farolero! ^_^
Has visto?, no sabía yo que los insectos jugaban al póker, jajajajjajaja

Preciosísima foto, me encanta la mezcla de colores
Un abrazo gordo

Antonio Manuel Jiménez Conejo dijo...

Pilar, nunca es grave el atrevimiento. Ser atrevido es la única manera de aprender (yo he cometido y cometo incontables errores de identificación). Además, el atrevimiento sirve para que tú te vayas organizando los bichos en la cabeza; ya sabes que Trichodes es un escarabajo que se parece bastante a un meloido. A partir de ahí, es cosa de afinar un poco más (por ejemplo, ahora al fijarme mejor veo que Trichodes tiene las antenas un poco engrosadas al final, cosa que no ocurre en un meloido).

Besos.

Pilar dijo...

faroleros, femme¡¡
jajaja, menudo farol el de estos¡¡
mucha apariencia de matones y luego no son nadie, jajaja.
muchas gracias por pasarte y un abrazo muy gordo¡¡

Pilar dijo...

aprender de los errores, Antonio¡¡
muchas gracias por tus palabras¡¡
besos, paisano