sábado, 6 de marzo de 2010

como la copa de un pino



¿O te pondré sobre los pinos,
-libro doliente de mi amor-
para que sepas de los trinos
que da a la aurora el ruiseñor?

Federico García Lorca

3 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Federico, poeta, sin igual, tiene tantas facetas y tan buenas que no se cual de ellas me gusta más.
Abrazos fuertes Pilar

Pilar dijo...

un gusto despertarse con el trino de los ruiseñores¡¡¡ y en verano, trasnochar escuchándolo...
abrazos fuertes Higorca

Ramuol dijo...

Por aquí decimos mucho esa frase cuando nos referimos a algo grande, será porque tenemos pinos por doquier...
Un abrazo