sábado, 6 de marzo de 2010

jardines de los patos


Conocidos en Córdoba como los Jardines "de los patos", los Jardines de la Agricultura son  sin duda los más ricos en especies vegetales de cuantos parques adornan nuestra ciudad.

Se le llama 'Jardín de la Agricultura' porque la tierra que comprende era una gran extensión de hazas y huertas con abundante agua, que el Ayuntamiento adquirió en 1866 para convertirla en un extenso jardín.

Lo pueblan corpulentos plátanos que sombrean algunas de sus avenidas, ailantos, olmos, acacias y robinias, moreras (algunas péndulas o de la China), naranjos, álamos, fotinias, prunos, pinos, aligustres o algunos menos frecuentes, como casuarinas, jacaranda, árboles de Júpiter, o palmitos.



Hay en estos jardines ejemplares únicos de toda la ciudad, como un ginkgo (único superviviente de la vegetación mesozoica), una esterculia de hoja de arce, dos castaños de Indias, un tilo, una fora péndula, una cica, una picea y un elegante grupo de jaboneros de la China Koelreuteria paniculata.

Destacan en estos jardines ejemplares de esbeltas palmeras Washingtonia (hojas de abanico), de veinticinco a treinta metros, el viejo cedro, o los hermosos magnolios y granados. Queda por añadir los arbustos que se distribuyen por los distintos parterres que, configuran el conjunto, donde no faltan las espinosas arborescencias del áloe, los celindos, durillos y daturas, los plumeros de las cortaderias, como en todo tiempo aligustres y transparentes configurando setos, fotinias y espireas, ricinos y mundillos, pitósporos y rosales.


El recinto se complementa con dos estanques obra de José María de Montis (de 1868) y diversos monumentos, como el dedicado a Julio Romero de Torres, obra del escultor Juan Cristóbal González de Quesada; la partida columnamonumento a Rubén Darío; el busto en mármol de Mateo Inurria; y el dedicado a la memoria del ciudadano y jardinero Aniceto García Roldán muerto en acto cívico (18-7-1986).

(fotografías de Internet)
(texto entresacado De "Parques y Jardines cordobeses" autores Lola Salinas y Manuel de César)

4 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Que maravilla de rincones tiene tu tierra, me gusta pisarla de vez en cuando sin dejar pasar mucho tiempo, me cautiva.
Besos

auroraines dijo...

Es bueno dejar esos grandes espacios donde se proteja a los árboles, animales y se pueda visitar aún estando dentro de grandes ciudades.
Me gustan tus entradas Pilar, se respira naturaleza!
Besos

Pilar dijo...

Muchas gracias, Higorca¡¡
Córdoba es una bella tierra...
besos

Pilar dijo...

muchas gracias, Aurorainés¡¡
Córdoba es una ciudad no muy grande, y disfrutamos dentro de ella de muchos y hermosos parques¡¡
besos